Es un trabajo de campo que se realiza desde el 2019 en localidades del interior de nuestro país de la mano de cooperativas de servicios públicos que pertenecen a la integración COLSECOR.

Su objetivo es que cada comunidad cuente con datos actualizados que sean la base de proyectos que fomenten el desarrollo local.

El proyecto está planteado en tres etapas: Durante el primer año se recaban datos sobre la infraestructura económica, en el segundo se abordan las Dimensiones Sociales (salud, cultura, educación y deportes) y en el tercero se releva el Estado local y el tercer sector.

Al finalizar cada etapa se hace entrega a la cooperativa de un informe para que pueda compartirlo con los habitantes de la localidad.